Me Crié en La Loma.

Por Andrés Vázquez

Así llamábamos la gente del Mariel, La Loma donde estaba localizada la Academia Naval del Mariel, su nombre completo era la Loma de la Vigía donde antes estaba el Fuerte Arolas que era cabeza de la Trocha de Mariel a Majana y desde donde se dirigían las operaciones por los españoles y que durante una noche con un fuerte Norte varios Marieleños cruzaron al General Antonio atravesando la famosa Trocha, uno de estos patriotas de apellido LLaneras es pariente de Roberto LLaneras, actual Secretario del CNC.

 Yo me crié en esos lares y de niño era mi “playground”.  Podía bajar y subir la Loma de día y de noche y cuando mis compañeros en la AN sufrían arañazos del aroma y ataques de avispas yo lo hacía como si nada hubiera pasado.  Monte Verde que fue propiedad de un Norteamericano llamado Don Jaime Guillespié,  era un paraíso forestal por la gran variedad de arboles que poseía y yo lo conocía palmo a palmo. 

Un día cundo las Novatadas de nuestra Promoción el GM Virgós como castigo me ordenó que bajara la escalera y la subiera otra vez, cosa que hice con tal rapidez que él no creía que lo había hecho en tan corto tiempo.  Tengo muchas memorias imborrable de la Loma, de sus laderas y sus escondrijos. Todo este preámbulo para llegar a una conclusión, leyendo la verborrea de los expertos en geología que quieren justificar, para aplacar las quejas y los grandes fallos que ellos han cometido en dejar y provocar por sus actividades el desplome y destrucción del Edificio Principal de la Academia Naval del Mariel. Miremos la verborrea técnica de estos “especialistas geólogos”:
 
El caso de los deslizamientos en el Mariel es el resultado de un proceso hidro-geológico-geomorfológico con extremas incidencias antrópicas. En las elevaciones se produce una ruptura de las fuerzas de cohesión del macizo (Iturralde-Vinent, M. e Iliev, 71) por el paso de aguas subterráneas a través de una falla que se ubica paralelamente a las zonas deslizantes, la cual influye de forma proporcional sobre su constitución geológica (Formación Universidad, que data del Eoceno Inferior), compuestas por las calizas, margas y arcillas, estas últimas con características muy plásticas, como resultado de su estadio bentonítico. Las arcillas bentoníticas son impermeables al paso del agua en sus máximos niveles de saturación. Esto se produce acumulativamente y en los períodos lluviosos se sobresaturan, entonces ocurre que por encima de ellas se deslizan las rocas más pesadas, provocando múltiples escenarios entre ellos, cambios cualitativos en la topografía. Es significativo destacar que los movimientos de pendientes no producen avalanchas inesperadas producto de la poca altura de la elevación. Pacheco-Lewis, l998).

Tomando como referencia que las ocurrencias por deslizamientos se producen fundamentalmente en los períodos lluviosos ( Pacheco Moreno, S. Elier; y Alberto Lewis Concepción, l998), fueron analizadas las estadísticas de las lluvias caídas, controladas por las estaciones pluviométricas, determinándose que el incremento del número de deslizamientos se destacan críticamente una vez superados los 1000 milímetros de acumulación anual, para este caso.

Una vez zonificadas y analizadas las áreas de escenarios de peligro, se confirman que existen cinco vectores deslizantes, dos de los cuales son los más activos, denominados A y B. El Vector A, con dirección NW, tiene aproximadamente un kilómetro de largo, con caída de anfiteatro a una cota de 70 metros de altura, manifestándose también derrumbes, inclinación de los árboles, redes eléctricas y telefónicas, entre otros fenómenos (Pacheco & Lewis, 1998) como puede verse en la siguiente fotografía de un muro de 0.50 m y 2.50 de altura, en la parte delantera de la lengua de deslizamiento

El caso de los deslizamientos en el Mariel es el resultado de un proceso hidro-geológico-geomorfológico con extremas incidencias antrópicas. En las elevaciones se produce una ruptura de las fuerzas de cohesión del macizo (Iturralde-Vinent, M. e Iliev, 71) por el paso de aguas subterráneas a través de una falla que se ubica paralelamente a las zonas deslizantes, la cual influye de forma proporcional sobre su constitución geológica (Formación Universidad, que data del Eoceno Inferior), compuestas por las calizas, margas y arcillas, estas últimas con características muy plásticas, como resultado de su estadío bentonítico.

Otras manifestaciones ocurridas, fueron los ascensos de la red vial, que en el caso de las aceras tomaron la altura de hasta 2.50 metros, las que posteriormente fueron tapadas por el avance continuo de tierra y arcilla. En una etapa posterior del proceso se llegan a producir caídas de bloques, con 50 metros de largo y 1.5 m de profundidad, sobre la carretera principal hacia la Academia Naval, interrumpiendo prácticamente el acceso (Pacheco Moreno, S. Elier; y Alberto Lewis Concepción, 1998).

Estos deslizamientos se encuentran hoy en día en una etapa de madurez y constituyen una experiencia a tomar en cuenta en los planes de Ordenamiento Territorial debido a las múltiples afectaciones que han provocado desde los años 60 hasta la actualidad.

Entre los impactos negativos más relevantes se pueden señalar:

Desde el punto de vista económico se destacan pérdidas acumulativas que sobrepasan los seis millones ($ 6 000 000.00) de pesos, con severas afectaciones en la infraestructura construida.

Como resultado de esta situación en los períodos de crisis se evacuaron más de 1200 personas por la Defensa Civil y se construyeron 300 viviendas por parte del Gobierno asegurando el habitad de las personas que fueron afectadas. Conclusiones

Las investigaciones complejas conducidas en el poblado del Mariel y sus alrededores permitieron obtener las siguientes conclusiones:

El agente disparador fundamental es la lluvia y en segundo lugar la sismicidad asociada a la actividad antrópica.

El proceso propiciador del peligro es la interacción de los factores hidro-geológico-geomorfológico en zonas cársicas con la incidencia histórica del hombre que ha realizado obras técnicas sin estudios previos adecuados.

El análisis estadístico-matemático permitió conocer que sobrepasados los l 000 milímetros de lluvias caídas en el área, esta se desestabiliza y comienzan las formas de ocurrencia por deslizamientos.

Para el caso estudiado, todas las pendientes mayores de l7 grados son deslizables, siempre y cuando esté presente la formación geológica Universidad del Eoceno Inferior al Mioceno Inferior, constituida por calizas interestratificadas con margas y arcillas bentoníticas.

Los movimientos que se producen característicamente son plásticos, lentos y prolongados, en llanuras medias

(H < 120 m), siempre y cuando no haya un efecto disparador imprevisto.

 En este estudio, las pérdidas han llegado a sobrepasar los seis millones de pesos, con múltiples afectaciones económicas y sociales, destacándose las viviendas, el Palacio Rubens, y la antigua Academia Naval del Mariel, entre otros.

 Históricamente las obras construidas sin un estudio previo, la deforestación y la urbanización indiscriminada, han contribuido a la aceleración de la inestabilidad de las pendientes

 Todo lo anterior es la porquería que estos señores escriben con la clásica verborrea geológica. Una de las cosas que yo admiraba del ex Presidente de los EUA Ronald Reagan era la facultad que él tenía de simplificar cosas que eran complicadas y las explicaba en una forma para que todo el Mundo lo entendiera empezando por él mismo, ya que Reagan no fue a Harvard y no creo que gozaba de un intelecto ni una esmerada educación, pero sabia comunicarse con su Pueblo cosa hoy muy difícil de conseguir, por lo tanto simplifiquemos algo que luce complicado en una forma sencilla.

 La Loma ha existido por milenios y nunca se había derrumbado hasta que llegaron esta caterva de imbéciles al Poder. El Castillo Rubens se construyó a principio del Siglo pasado y lucia muy sólido y estable hasta los años 60 cuando llegaron estos señores a la Academia Naval y empezaron el proceso de destrucción de la base y la infra estructura de La Loma.

 En Mariel siempre hubo corrientes subterráneas y lluvia a más no poder, por lo tanto el problema no está ahí, el problema básico es muy simple y es que estos señores le quitaron el reten que tenia la Loma según informaciones obtenidas recientemente, a fines de los años 1960 cavaron unos túneles a mano derecha de la escalera,  en el tercer descanso a unos 30 a 50 pies usando dinamita, lo cual aceleró el proceso del deslizamiento y derrumbe del edificio principal de la Escuela.

 Frente a la Escalera había un sitio llamado de Guillermina, su dueña cultivaba caña de azúcar y otros sembrados, este sitio o finca terminaba en la Capitanía de Puerto y circundaba toda la ladera contigua a la carretera de entrada a la AN. Debido a varios proyectos en esta zona, las Autoridades removieron con equipos pesados gran cantidad de tierra y afectaron toda el área llegando hasta  la carretera Mariel-Mojica hasta el mar, esto se hizo para la ampliación del Puerto.  Observen que esta área era critica ya que era el retén que sostenía la escalera y por ende el Edificio Principal en su lugar.

 Además de lo anterior nuestros inteligentes “revolucionarios” permitieron la deforestación de las laderas de la Loma, llegando hasta Monte Verde que ha sido completamente destruido para usar la madera para cocinar.

 Encima de todo esto, los “inteligentes” comandados por un tal Escuredo se pusieron a cavar túneles para la defensa de supuesto ataque procedente del Coloso del Norte.

 Cuando usted pone estos tres elementos juntos se da cuenta donde está el verdadero motivo del porque la Escalera y la Loma que sostiene el Edificio Principal de la Academia Naval se están derrumbando cuesta abajo. Y lo peor del caso que no están haciendo nada para impedirlo.

 Ojalá podamos llegar allá a tiempo para evitar la gran catástrofe que sería el total derrumbe del Palacio de Rubens.

 Capt. Andrés Vázquez


inicio de página